CÍRCULO LITERARIO ALIWEN
ESCRITORES MAULINOS

ANTOLOGIA ALIWEN



JAIME GATICA JORQUERA


LO FATAL
Ella dice que soy existencial
Un tipo ambiguo de la vieja ola
Que ya el resentimiento me devora
Como a un vulgar patán de medio
tiempo]
Ella miente sin pausa y sin reposo
Y blasfema que no soy atractivo
Que soy monótono, ridículo, perverso...

Ella se hace esperar inútilmente
(como actriz en la cumbre de la fama)
Ella tiene miopía en la mirada
Y lo peor de todo:
¡Ella cree que aún tenemos alma!. 


REY MAGO
Mi vocación de Rey Mago
me llevó tras tu estrella
de seis a cinco puntas
(las noches son oscuras)
viajaba por instinto
siguiendo cualquier signo de luz o algún aroma
Entonces pronunciaba con voz dulcificada
midiendo las palabras
acariciando el verbo
meloso, acariciante, pura miel...
firme, para que oyeras
proféticos augurios de días más felices
y no desconfiaras de mi sonrisa espontánea
Después de largos viajes y jornadas terribles
¡Heme aquí con mi mirra, mi incienso y todo mi oro!
Date al fin el banquete con todas mis ofrendas
empieza por mi boca
y deshace mi lengua apocaliptica
en tu negra caverna
quítame las palabras,
despojame de verbos y adjetivos
Vamos a las acciones
no perdamos el tiempo tontamente
en preparar el clima o medirnos los pasos
vengo desde muy lejos, creo que desde oriente
no pidas más detalles
he extraviado la brújula. 


EL ULTIMO MAGO BUENO
Abre bien tus sentidos:
SOY EL MAGO
Mitad mago y demonio
Mitad ángel
Abro y cierro los ojos
SOY EL MAGO
Desaparezco en fines de semana
Desaparezco todo mi dinero
Desaparezco junto a mis amigos
Y vuelvo siendo el mismo
Tan sencillo y risueño
MAGO:
Te meneo mi vara y te distraigo
Cual Mandrake o Merlín
Yo te hipnotizo
Y te beso y te beso hasta el cansancio
Yo te beso sin manos
SOY EL MAGO
Con los ojos cerrados
SOY EL MAGO
Con las piernas abiertas
SOY EL MAGO. 


EL GRAN SIMULADOR
Yo simulaba oír lo que decían
Muy bien, muy bien...
Me manejaba bien
Iba y venía
Contaba en los bolsillos el dinero
Yo simulaba ver
Hacía señas
Fruncía el seño
Respiraba apenas
Muy bien, muy bien...
Ataba mis zapatos
Sacudía el trasero
Iba y venía
Como una hormiga
Eufórica e histérica
Yo simulaba amar
Me enamoraba
Cada cinco minutos
Simulaba besar
Tragar saliva
Simulaba sufrir
Salir del paso
Simulaba
en el fondo que vivía.


EL GALÁN Y SU SOMBRA
Después de haber salvado
Tantas trivialidades
Y a pequeños “amigos”
Que mordían mis tobillos
Vengo a caer en cuenta que sigo
estando solo.]
Y más solo que nunca...
En otro tiempo fui feliz
Me divertía hipnotizando víboras
De ésas que van directo a los bolsillos
Las mareaba primero
Las agotaba sin remordimiento
Les hacia el amor con los ojos abiertos
Y luego, como un ilusionista,
Me desaparecía en sus propias narices:
Preguntaban por mí en los cementerios
En las morgues
En los tugurios de segunda clase.
Pero yo las odiaba de antemano
Para evitarme las desilusiones
En otro tiempo fui feliz
Hacía
Arder mi presupuesto en una noche
El esfuerzo ganado en treinta días
Ardía en las caderas de una negra
O devolvía el brillo en la mirada
A una madona de la mala suerte
A quien pagaba para oír su vida
Después del turno número cuarenta. 



IMAGINARIO
Yo vivía un romance imaginario
Mitad ficción
Mitad de carne y huesos
Yo idealizaba
Traía a mis labios
Perfumadas palabras amorosas
Sacadas de un manual
A la medida
Y en mi cárcel de bien imaginario
Miraba la desgracia de otros hombres
Que imaginariamente me miraban. 



ANIVERSARIO
Mujer, alcánzame ya el vino
Y no discutas más
Que tengo poco tiempo.
Prepara el equipaje
Que nos vamos de olvido.
No dejes encendidas
Las bombillas del patio
(Desde que nuestra luz pasó a privados,
Más vale estar a oscuras.)
Deja que se consuma
El ultimo tizón que arde en la hoguera
Quiero beber contigo
-no es que me sienta solo,
o que no haya mesón
donde apoyar los codos
o que me voy quedando
con muy pocos amigos-
Es que hay días de julio
que me pesan y aplastan.
Días en que el recuerdo
quiere llevarme lejos,
En que cruzo los campos
Donde unos perros muertos
hedían con sus huesos
pegados al pellejo
Infestados de moscas...

Días en que el ciruelo me parece más grande
En que escuchaba el ruido del agua en la batea
Y de cordeles llenos de ropas sin sus dueños, 



SOLO A LA MUERTE
Siento la muerte tan cerca
La siento como a una amiga
Que de llenar estos vasos
Se ha vuelto mi compañía

Te ofreceré este homenaje
Este cuerpo y esta risa

Te llevaré hasta mi lecho
Y esta noche serás mía

Serás la amante perfecta
Que alimente con sus pechos
Mi tremenda cobardía

Hazme olvidar el abismo
Que me aparta de la vida
Hazme perdonable y quieto
Como una amapola fría.



PERFECTO Y DESCONOCIDO
Perfecto recorre las líneas
Rectas del pantalón planchado
En la tarde siguiente al estropicio
Amparado en olvido voluntario
Del rostro perfecto de la mujer
Amada que plancha en mano
Alisa el universo de la arruga
Extingue impía
El detalle, la "pifia"
El desliz, del prolene 65
Aplanadora en mano sin reparos
Vapor sobre la tela
Vida nueva
Pantalón intachable
línea al medio,
Atrás queda pasado corrugado
Los lirios, florecidos de la noche
La caricia impalpable del rocío
Vida nueva
Televisores de 29 pulgadas
Con pantallas de plasma
Realidad más plana, aunque más vívida
Mejor que los colores de natura
No habrá más vino tinto
Que se entibie en la copa con la palma, la mano,
No habrá hedor de cantina en la entrepierna
Ni la greña revuelta saludando a la luna

La línea recta del pantalón sagrado
Sin mácula, perfecto
Sin dilaciones, sin escaramuzas
Sin excusas que obliguen
A volver la mirada...



LA MUERTE ME RONDA
La idea de la muerte rondaba en mi cabeza
como una aureola elíptica
sin un punto de fuga.
Escuchaba en los bares
su canción de ultratumba
alegre era la muerte en las cantinas
mientras duraba el vino
en los en los vasos del tiempo
mientras los parroquianos
liquidaban sus sueldos
y ahogaban sus miserias
por una noche sola
la muerte se vestía
de engañosos colores
prostituyendo el alma
literalmente hablando
devanado recuerdos
que iban de la alegría más risueña
a la contrita y solitaria pena...
la muerte se me estaba apareciendo
en los lugares menos apropiados
un día atravezó todo el espejo
y se quedó en mis ojos,
como un huésped
sin decirme palabras
me habitó por un tiempo
Eramos muerte y yo
dos conocidos.
aprendí ciertos trucos
que me dieron placer inusitado
perdí entonces el gusto
por los goces mundanos
por seguir escalando posiciones
Aprendí de la muerte la manipulación
el DERECHO exquisito del cadáver
A la atención TARDÍA
las buenas intenciones
Al reconocimiento de pos mortem
al reconocimiento de tardías virtudes.

La muerte me inspiraba
tardías emociones destructivas
como los gases póstumos
de difunto vestido y maquillado
que rompe el protocolo...


Hasta la fama me pareció efímera

La muerte vino breve
Humilde silenciosa
No trajo su clarín apocalíptico
Ni trágicas señales.


Sentía enormes deseos de autodrestoducción
murmuraba a mi oído con cinismo infinito
planeaba a mis espaldas
acabar con mi vida.

REY MAGO


Mi vocación de Rey Mago
me llevó tras tu estrella
de seis a cinco puntas
(las noches son oscuras)
viajaba por instinto
siguiendo cualquier signo de luz o algún aroma
Entonces pronunciaba con dulzura
acariciando el verbo
meloso, dulcificado, pura miel...
firme para que oyeras
proféticos augurios de días más felices
y no desconfiaras de mi sonrisa espontánea
Después de largos viajes y jornadas terribles
¡Heme aquí con mi mirra, mi incienso y todo mi oro!
Date al fin el festín con todas mis ofrendas
empieza por mi boca
y deshace mi lengua en tu caverna
quítame las palabras,
despojame de verbos y adjetivos
Vamos a las acciones
no perdamos el tiempo tontamente
en preparar el clima o medirnos los pasos
vengo desde muy lejos, creo que desde oriente
no pidas más detalles
he extraviado la brújula. 


EL PERRO VAGABUNDO

El perro vagabundo, el patiperro
Tiene la fría convicción del hambre
En toda su complexa anatomía.

En su arte cotidiano se circunscribe al tedio
Por sus pupilas llagan
Estrías de un dolor inmerecido:
Peregrino constante de una fortuna esquiva.

Cuando guarda su rabo entre las piernas
Su huesuda humildad se hace grosera
Pide permiso al aire para hacerse pequeño
Y ruega por su santo pasar inadvertido
O hacer el perro muerto

Un gesto de empatía –sin embargo-
Lo vuelve al paraíso
Una mirada dulce, una caricia basta
Y el noble peregrino
Que agradece en extremo
Menea furibundo su rabo agradecido
Casi como en humano travestido
O bailarina erótica en su noche de gloria

Su humildad incorrupta es fiel e inoxidable
Él daría su vida por sentirse aceptado

Pero en la primavera... las razones le sobran
Queda grande la lógica que rige al universo
Y el corazón perruno que antes fuera discreto y solitario
Parece ser entonces un molino sin frenos
Los aromas, el aire renovado,
El amor que se palpa y se densa en el aire 

De sus costillas brotan florecidas
Ansias de libertades reprimidas
Recupera su garbo lupanar
De cierto bosque o lunas ancestrales
Que le inflaman el pecho y masturban el alma.
La lívido, reloj de tiempos nuevos
Dirige sus sentidos
Y sonámbulo-trémulo
Y ansioso-arrebatado ...
Sortea inclaudicable los caminos del sexo
Y busca compañera sin condiciones previas
Sin mínima exigencia impúdico y obsceno
Se lanza a la aventura
Sigue la caravana errante del deseo
La lujuria exquisita a sus ojos parece
Y se acopla a la corte de galanes selectos
Si es impetuoso y fuerte
Querrá ser el primero en sacar algún pétalo
De esta flor compartida
Si es pequeño y cobarde
Esperará paciente
Que la ingrata fortuna le reserve su turno.



VOLVER AL INICIO