CÍRCULO LITERARIO ALIWEN
ESCRITORES MAULINOS

Manuel Antón: Hombres de Barro

MANUEL ANTÓN: HOMBRES DE BARRO
Manuel Antón, seudónimo del escritor linarense Manuel Antonio Sánchez Rojas, que nace el 25 de abril de 1955 y que comparte su vida entre la creación literaria y su oficio de librero, de padres españoles, cuenta que “Antón”- segundo apellido de su padre- originario de Asturias, se usa en esa región como nombre y también como apellido. Entre sus datos biográficos están sus estudios inconclusos de Derecho en la Universidad de Chile e Ingeniería en la Universidad Santa María, entre sus publicaciones se encuentra: Trumao (2005), que es una compilación de cuentos y poesía, además publicó hace algún tiempo bajo el título de Hombres de Barro una antología de 14 cuentos con trasfondo campesino, todos ambientados en la Región del Maule, y a través de los cuales se pueden vivenciar algunas de nuestras costumbres más propias y características, tal vez aunado en alguna medida con la tradición de narradores criollistas, entre los que puedo asociar “libremente” con Mariano Latorre.
El criollismo fue una extensión del realismo, y cuyo objetivo era describir de manera objetiva la vida rural para contribuir así a su conocimiento. []La obra criollista interpretó "la lucha del hombre de la tierra, del mar y de la selva por crear civilización en territorios salvajes, lejos de las ciudades", como lo indicó Mariano Latorre. Sin embargo la obra de Manuel Antón se aleja del realismo en algunas ocasiones, tomando elementos del realismo mágico, mezclando situaciones sobrenaturales, que tienen algo del género de la leyenda, que representan la concepción campesina de resolver ciertos fenómenos, atribuyéndoles cualidades y caracteres emparentado con los fabuloso, por ello es un neocriollismo, con elementos de literatura más vanguardistas.
En alguna medida lo que hace atractivo los breves relatos de Manuel Antón son los finales inesperados, que no son predecibles y terminan por sorprender al lector desprevenido, que tiene que retomar la línea –en ocasiones- para cerrar correctamente el proceso y final del relato
Generalmente narra en tercera persona, pero hay alternancia con la primera persona y en ocasiones hay una multiplicidad de voces como es el caso de “Nieblas”, que le da un carácter más contemporáneo al relato.
En definitiva considero que este conjunto de cuentos merece ser leído, ya que el autor se esmera por entregar una narración ágil y con descripciones bien logradas, que no redundan, sino que aportan al conjunto del relato, por otra parte el uso de giros localista y coloquiales en la boca de los personajes acentúan su carácter campesino y no le restas universalidad al relato.
En opinión de Humberto Gimeno “la narración (está) bien estructurada, de lectura fácil y entretenida, con personajes que se encuentran presentes en cada uno de los barrios o sectores linarenses y sus alrededores. Sus raíces campesinas las exterioriza al emplear palabras que perdurarán en el lenguaje rural, términos que muchos rescatamos desde el fondo de nuestros recuerdos”. 
Respecto a los temas se puede percibir una variedad de ellos, pero todo con el halo campesino o suburbano que le dan el sello al conjunto. En el caso de El trumao, Veranito de san Juan, Eterno Retorno y Destino, contienen elementos realistas, pero con el agregado de lo real maravilloso y algo de surrealismo como en el caso de Destino, donde el personaje parece no tener claridad de lo que sucede y parece ser víctima de sus elucubraciones.
En el cuento Dos Hermanos apreciamos de soslayo las secuelas de la guerra del pacífico y la reinserción social de los soldados a su medio natural, el cual no siempre les recibe como cuando los vio despedirse.
Mención especial merece el cuento Potrero del Bajo, donde los resabios del antiguo abuso patronal sobre la peonada se hace presente en esta especie de “derecho a pernada” de los tiempos feudales, donde el consumo sexual por parte del patrón parecía ser habitual, frente a la impotencia de la mujer y el desconocimiento del marido.
En fin, esta selección de cuentos es recomendable y se espera que su autor pueda hacer un nuevo aporte de su creatividad en una nueva compilación.